Cómo se escribe Cóctel o Cocktail

Cóctel – Coctel

La Real Academia Española acepta cóctel y coctel como válida para referirse a las preparaciones de mezclas de licores u otros elementos, así como también a las fiestas donde se sirven bebidas.

Ambas se derivan de la palabra inglesa cocktail.

Cocktail – Koctail

Son incorrectas y no se aceptan ni en el idioma Español ni en el Inglés.

Koctail

Koktail

Koctel

Coktel

Cocktel

Coktail

¿Cuál es más usada cóctel o coctel?

La grafía sin el acento, es decir, de pronunciación aguda se usa en toda América especialmente en los países suramericanos, ya que tiene una cadencia más parecida a la de la palabra original en inglés.

No obstante en España y otros países de habla hispana se decantan por la versión acentuada de pronunciación grave.

¿Cómo se escribe cóctel o coctel en plural?

Es más común encontrar errores en el plural puesto que se tiende a eliminar la última “e”: coctels.

Pero, la correcta forma de escribirlo en plural sería: cócteles o cocteles.

¿De dónde viene la palabra cocktail?

En una publicación de David Wondrich, el historiador, hace una investigación exhaustiva para encontrar el origen de la palabra “cocktail”.

Para el mundo era un misterio, pues si bien muchos periódicos habían reseñado sus propias historias, ninguno de ellos tenía respaldo alguno. Tales son:

  • La bebida provenía de México y el nombre provenía de una princesa Azteca.
  • En New Orleans decían que era el nombre de una taza de huevos francesa.
  • En Nueva York supuestamente elnombre se lo da Betsy Flanagan.

 El verdadero nombre proviene de un vulgarismo inglés: «To Feague»  que se define como: «llenar de ginebra el ano del caballo para obligarle a erguir la cola»; ya que los compradores de equinos pagaban sumas más elevadas por los ejemplares enérgicos, y un signo de brío era la cola erguida. (Cock-tail / Cola Erecta)

En su investigación, Wondrich pudo concluir que la palabra Cocktail para referirse a las mezclar de ciertos licores amargos con toques de gengibre y algo de azucar, se popularizó en algún lugar del Hudson en Estados Unidos durante la primera década del siglo XIX.

En cuanto a la bebida, pudo encontrar referencias mucho más antiguas en los periódicos de Londres durante el siglo XVIII, en dónde el Dr. Stoughton promocionaba la bebida, irónicamente como una cura a la resaca.